fb

Todo lo que pasa antes y después de un trasplante de hígado

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
todo-lo-que-pasa-antes-y-despues-de-un-trasplante-de-higado-por-grupo-medico-rossano

El trasplante de hígado o trasplante hepático es la sustitución de este órgano, previamente diagnosticado como enfermo, por uno saludable. Este procedimiento quirúrgico se traduce como la extirpación del cuerpo que ya no cumple con sus funciones (conocido como insuficiencia hepática) y se reemplaza por otro sano de un donante, bien sea vivo o fallecido.

Hablemos del hígado

El hígado es uno de los órganos vitales del cuerpo humano, más conocido por ser el encargado de procesar y producir sustancias que son necesarias para el correcto funcionamiento del metabolismo. Comúnmente se le llama también “laboratorio del cuerpo humano”, y de existir una falla o enfermedad hepática severa, la única solución es retirarlo del organismo y realizar un trasplante hepático.

Algunas de las enfermedades que pueden llevar al hígado a una insuficiencia hepática avanzada son:

  • Infecciones crónicas por hepatitis B y C.
  • Enfermedad hepática alcohólica.
  • Hígado graso, también conocida como esteatosis hepática.
  • Enfermedades genéticas como la hemocromatosis.
  • Afectación de los conductos biliares o atresia biliar.
  • Tumores hepáticos.

 

¿Qué tener en cuenta previo a un trasplante de hígado?

Ante la posibilidad de realizar un trasplante de órgano, el paciente debe someterse a una serie de exámenes para saber si se es candidato apto para realizarse este tipo procedimiento. Aunque estas pruebas constan de varios métodos de análisis, aquí te compartimos una lista general de las evaluaciones que deben realizarse:

  • Análisis genético y metabólico de laboratorio.
  • Pruebas diagnósticas por imagen.
  • Examen de salud general.
  • Evaluación nutrimental.
  • Evaluación psicológica.
  • Evaluación por parte del departamento social.
  • Asesoramiento para adicciones.
  • Asesoría financiera.

 

Posterior a estas evaluaciones, se lleva el caso del paciente a discusión clínica entre expertos del centro asistencial, donde se delibera finalmente si la persona es apta para realizarse la cirugía o no. Si el resultado es favorable, se analiza la severidad de la enfermedad con una escala de puntaje de enfermedad hepática terminal (MELD, por sus siglas en inglés) o puntaje de enfermedad hepática terminal pediátrica (PELD, por sus siglas en inglés), que oscila entre los 6 y 40 puntos. Mientras mayor sea la puntuación resultante, más severa es la afección.

Proceso y atención post trasplante

Posterior al procedimiento quirúrgico, es normal que el equipo a cargo haga pruebas de funcionamiento hepático y control de riesgo de complicaciones. Estos estudios se deben realizar obligatoriamente justo después de haber realizado el trasplante ya que, de existir alguna complicación o reacción involuntaria del cuerpo hacia el nuevo órgano, se debe actuar inmediatamente para solucionarlo.

De igual manera, es necesario que el paciente permanezca unos días hospitalizado para observación general en unidades especiales donde se hace un monitoreo cuidadoso de todos los parámetros clínicos y de laboratorio. La estadía puede durar hasta 10 días; y posterior a ese tiempo, se deben realizar controles y chequeos médicos frecuentes.

El tratamiento post trasplante de hígado consiste en la toma de medicamentos de por vida. Estos fármacos tienen por objeto suprimir el sistema inmunológico para evitar que se active una respuesta sistémica de rechazo contra el órgano nuevo. Con estos medicamentos hay que ser cuidadoso, ya que son de cumplimiento obligatorio pero pueden provocar algunos efectos adversos o no deseados como:

  • Debilidad en los huesos (osteopenia).
  • Diabetes.
  • Diarrea.
  • Cefalea (dolor de cabeza).
  • Hipertensión arterial.
  • Hipercolesterolemia (elevación del colesterol).

 

Este procedimiento se ha comprobado que es eficaz para mejorar la calidad de vida de los pacientes con insuficiencia hepática, y debido a su creciente demanda, actualmente existe también un mercado comercial de donantes de órganos saludables.

Como te podrás dar cuenta, el trasplante de hígado es un proceso médico que exige mucha atención previa, durante y después de su realización, por lo que siempre será más recomendable acudir con tu médico en cuanto detectes el primer síntoma y éste pueda ayudarte a encontrar un tratamiento efectivo y oportuno.

Referencias:

  • https://www.mayoclinic.org/es-es/tests-procedures/liver-transplant/about/pac-20384842
  • https://www.who.int/mediacentre/news/releases/2007/pr12/es/
Alejandro Rossano

Alejandro Rossano

Reconocido como uno de los mejores médicos especialistas en Cirugía General, poseedor de una gran y destacada trayectoria en el ámbito de los trasplantes en México

Déjanos un mensaje

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
¿Cómo podemos ayudarte?
Powered by